El momento oportuno es un ingrediente clave en la toma de decisiones efectiva. El sentido del tiempo se basa en el sentido común y la intuición, y los líderes que son sensibles a las necesidades y sentimientos de los demás generalmente disfrutan del éxito en esta área.

Una decisión técnicamente correcta, anunciada en el momento adecuado, obtiene el apoyo de los principales líderes y miembros del equipo por igual. No importa cómo de correcta pueda parecer una decisión, se mejora si el momento es correcto para que sea aceptado por quienes deben implementarlo.

Determinar quién tomará una decisión particular es otra consideración importante. Incluso los líderes más efectivos deben juzgar repetidamente si toman una decisión ellos mismos, la remiten a otra persona o la delegan. Como regla general, las decisiones deben tomarse en el nivel organizativo más bajo compatible con la calidad.