Decidir embarcarte en un proyecto de mejora del hogar puede ser divertido y excitante. Aquí tienes varias cosas a tener en cuenta:

  • Primero, decide si puedes hacer tú mismo el proyecto, o necesitas contratar para realizarlo, y qué puedes permitirte hacer. Si no te encuentras cómodo haciendo un trabajo, no lo hagas.
  • Investiga para saber si un proyecto requiere herramientas especiales que no tienes o que serían demasiado caras para tu presupuesto el alquilarlas. Es mejor rechazar hacer cualquier trabajo que requiera herramientas especializadas. Probablemente puedes alquilar equipo grande, pero la pregunta después es si puedes manejarlo con habilidad y seguridad.
  • Prioriza la seguridad del proyecto. El trabajo eléctrico debe ser realizado por un profesional. Los peligros de sacudidas y electrocuciones son demasiado grandes como para arriesgarse. Y, si lo haces tú mismo, podrías cometer peligrosas irregularidades sobre la ley de construcción. Si un trabajo de tuberías requiere más que cambiar un grifo, será mejor que lo lleve a cabo un profesional. Los daños del agua son económicamente caros de reparar.

Cuando decidas que eres capaz de hacer un trabajo y tienes tiempo para hacerlo, ten en cuenta estos consejos de seguridad:

  • Mantén tu área de trabajo limpia. Recoge herramientas y objetos afilados, mantén los cables de extensión desenredados y saca los clavos y los tornillos de las tablas desechadas. Guarda las herramientas fuera del alcance de los niños y las mascotas.
  • Lee siempre las instrucciones del fabricante antes de usar cualquier equipo y presta atención a todas las advertencias de seguridad.
  • Vístete apropiadamente para el proyecto. Los pantalones largos, las camisas de manga larga y el calzado adecuado pueden reducir el riesgo de lesiones. Asegúrate de que el cabello largo no interfiera en el trabajo.
  • Cuando trabajes cerca de tomas eléctricas, apaga la corriente. Desenchufa las herramientas eléctricas antes de ajustarlas.
  • Usa siempre gafas de seguridad para proteger los ojos de los residuos.
  • Usa guantes protectores para protegerte las manos de lesiones.
  • Coloca las escaleras sobre superficies planas y firmes. Mantén tu peso centrado en él.
  • Revisa las etiquetas de los barnices, disolventes, adhesivos y otros productos para ver si necesitas usar un respirador o mascarilla. Aumenta la ventilación en el espacio de trabajo para reducir los humos y el polvo.
  • Mantén siempre un extintor de incendios en tu área de trabajo.