Aunque creas que es bueno, malo o feo, estás experimentando la vida. No importa lo que hagas, suceden cosas que no puedes gestionar, manipular, predecir o prevenir. De todas las cosas que puedes controlar, una cosa tiene la capacidad de afectar positivamente cada área de tu vida, incluidos los momentos difíciles, ¡Es tu capacidad para reír!

Entrénate para buscar el humor en cada parte de la vida, incluso en situaciones en las que aparentemente no sean de humor. Ver el humor en todas partes. No es estar fuera de contacto con las emociones o tener una mente retorcida, sino buscar intencionalmente el humor en las cosas. Los franceses tienen un gran dicho: “El más perdido de todos los días es aquel en el que uno no se ha reído”.

Siempre hay una razón para reír y una razón para no reír, pero tú eres quien elige con cual te quedas.

Aquí tienes 5 razones por las que cultivar el hábito de la risa diaria es beneficioso:

La risa es buena para ti. Numerosos estudios, artículos e historias han detallado cómo las personas usaron la risa para recuperarse de enfermedades graves. Se ha demostrado que la risa reduce la presión arterial, estimula el sistema inmunológico y añade años a tu vida.

La risa es poderosa. La capacidad de usar el humor como una herramienta para desactivar situaciones potencialmente problemáticas es un recurso valioso. La risa tiene el poder de cambiar tu mundo. Puede hacerte ver las cosas en la perspectiva correcta y permitirte seguir adelante, incluso cuando la oposición parece insuperable.

Es divertido rodearte de la risa. Es divertido estar con gente que se ríe mucho. Son optimistas y positivos, en lugar de desalentadores y críticos. La risa ilumina tus buenos tiempos y aligera tus momentos pesados.

La risa es una buena maestra. Si eres responsable de entrenar a las personas, especialmente a niños, entonces usa la risa para beneficio propio. El humor puede ser usado para enseñar valiosas lecciones. Hagas lo que hagas, incluye la risa y ve resultados positivos.

La risa es mejor que las lágrimas. Ninguna vida es perfecta, pero la risa es siempre mejor que la tristeza, el resentimiento o el desaliento. Como siempre hay opciones, elige la risa cada vez.

La risa es más que una buena medicina, ¡Es la mejor medicina! Hagas lo que hagas, aprende a reírte de la vida.