Las respuestas más importantes de la vida se pueden encontrar al hacer las preguntas correctas. Pregúntate lo siguiente:

  • ¿Te enfrentas a problemas más grandes que tú?
  • ¿Dejas a los demás mejor de lo que los encontraste?
  • ¿Crees tus dudas y dudas de tus creencias?
  • ¿Qué pasaría si cambiaras aquello que dijiste sobre tu mayor problema? ¿Tu mayor oportunidad?
  • ¿Te estás volviendo común?
  • ¿Cuánto de ti tiene tu sueño?
  • ¿Cuánta distancia hay entre tus palabras y tus actos?
  • Si tratas de ser como alguien más, ¿quién será como tú?
  • ¿Cedes el control de tu vida a algo distinto de lo que crees?
  • Si no tomas medidas ahora, ¿qué te costará esto en última instancia?
  • ¿Eres una persona que dice: “Mi decisión es tal vez, y eso es definitivo”?
  • ¿Te estás comiendo marrones o estás activo? //// Eres de los que va delante levantando polvo en una carrera o detrás comiéndose el polvo…
  • ¿Tienes en cuenta tus bendiciones o crees que tus bendiciones no cuentan?
  • ¿Necesitas una buena patada rápida en el asiento de tus “no puedo”?
  • ¿Estaría orgulloso el niño o la niña del hombre o la mujer en que te has convertido?
  • ¿Ya estás decepcionado con el futuro?