Para estar atento a tus metas de ventas y progresar en ellos:

  • Establece nuevas metas a menudo. Márcate metas progresivas que puedas lograr de una en una, y siempre apunta a algo más alto de lo que habías alcanzado antes.
  • Adquiere nueva información regularmente. Conoce a fondo tu producto, mercado y clientes, para que puedas enfocarte en sus necesidades y vender desde una posición informada y competente.
  • Se proactivo. Continúa siendo persistente en hacer llamadas, hacer seguimiento de contactos y mantenerse en contacto con los clientes. Busca artículos en los que puedan estar interesados los clientes para enviárselos.
  • Considera los errores del pasado de los que puedes aprender, pero no te preocupes por ellos. Sueña con las metas de ventas futuras y hacia dónde quieres que vaya tu carrera.