Hazte con el control de tu tiempo y de tu productividad. Como líder con sueños emocionantes y un futuro prometedor, da alta prioridad a tu tiempo. El tiempo es tu posesión más importante porque tu tiempo es tu vida. En tu esfuerzo por aumentar continuamente tu productividad, ten en cuenta tu propósito maximizando tu tiempo en cada actividad: ¡Alcanzar tus metas y disfrutarlas! Con ese propósito, elige trabajar más inteligentemente, no más difícil. Controla el estrés y las demandas urgentes estableciendo prioridades para tu tiempo y el tiempo de los miembros de tu equipo. Usa el mayor tiempo que dispongas para soñar y planear creativamente, descansar adecuadamente y estar en forma. Estas consideraciones, a menudo pasadas por alto en la búsqueda frenética de la productividad, son esenciales para una productividad y eficacia duraderas. La vida saludable y productiva es el resultado de una gestión eficaz del tiempo y proporciona el combustible para el logro personal y profesional a largo plazo.