Las primeras impresiones cuentan cuando se trata de clientes potenciales. Incluso las cosas superficiales pueden decirle a la gente mucho acerca de la calidad de tu empresa y determina quieren o no hacer negocios con usted. Utiliza la siguiente lista de verificación para asegurar que tu compañía da una buena primera impresión:

  • ¿Es fácil encontrar los alrededores de la empresa? ¿Están los lugares claramente señalizados?
  • ¿El interior y el exterior de su edificio se ve limpio, organizado, y con un aspecto atractivo?
  • ¿Están limpios los baños de la empresa?
  • ¿Las revistas de las salas de espera son actuales o son antiguas?
  • ¿Están los empleados vestidos profesionalmente? ¿Son amables con los visitantes?
  • ¿Se responden las llamadas telefónicas de manera cortés?
  • ¿Se ayuda a los clientes rápidamente?
  • Las preguntas rutinarias de los clientes, ¿Son tratadas de manera apropiada?
  • Las quejas sobre los defectos del producto y servicio, ¿Son manejadas con diligencia?
  • ¿Tu papelería es de alta calidad?
  • ¿Tu sitio web tiene un aspecto nítido, actualizado y es fácil de usar?