Para que un equipo logre un alto nivel de desempeño, también debe desarrollar un nivel significativo de confianza mutua y sinergia. A través del éxito de tu equipo, los miembros del equipo han demostrado sus talentos, habilidades y conocimiento, dándoles una mayor confianza mutua y efectividad como equipo.

Para que un equipo logre su mayor potencial de rendimiento, necesita tanto contribuciones individuales como sinergia del equipo. Cada miembro del equipo debe ser responsable de su asignación individual, pero el trabajo debe realizarse en cooperación con otros miembros del equipo.

Cada músico es responsable de tocar su propio instrumento en una banda, pero solo cuando se orquesta con otros músicos la sinfonía logra su máxima expresión.

Cuando los miembros del equipo puedan unir sus contribuciones individuales, ¡el equipo se habrá convertido de un equipo de trabajo a un equipo de alto rendimiento!