La mente es como un ordenador altamente eficiente. Controla las emociones, las actitudes y las acciones de acuerdo con la información que se le ha proporcionado para trabajar. Si alimentas tu mente con ideas negativas, solo puede responder negativamente. Pero cuando le das directrices constructivas y confiables, responde con una motivación positiva para la acción productiva.

Una segunda técnica útil para enfocar tu poder creativo en tus metas es la práctica de la visualización, la fuerza que transforma tus sueños en realidad. La visualización es el acto de visualizar mentalmente ideas, eventos, circunstancias y objetos concretos. La importancia de la visualización en el establecimiento de metas es tu eficacia para mejorar tu capacidad de logro.

La visualización es ejercida por grandes y exitosos triunfadores en cada profesión. El visualizador “ve” de forma clara y distintiva los resultados que se obtendrán de la búsqueda persistente de metas. Cuando ves una imagen vívida de ti mismo en posesión de tus metas, la imagen estimula el deseo, estimula la creatividad en la planificación de los pasos de acción y alimenta la motivación para actuar. En la mayoría de las situaciones, la visión proporciona un conocimiento más preciso que cualquier otro sentido. Esta verdad se refleja en el hecho de que habitualmente pensamos en imágenes; en otras palabras, visualizamos.

  • Un inventor visualiza cuando mentalmente visualiza un nuevo aparato para realizar un trabajo específico.
  • Un ejecutivo de publicidad visualiza cuando planifica un diseño gráfico para presentar la calidad única de un producto o servicio.
  • Un artista visualiza formando mentalmente la imagen completa antes de que el pincel toque el lienzo.
  • Un vendedor ayuda a un prospecto a visualizar pintando imágenes de las ventajas de un producto o servicio. Puede, mediante la práctica consciente, perfeccionar su habilidad en la visualización y convertirla en un hábito enérgico que mejore su productividad personal. Practica la capacidad creativa para visualizar y respalda tu visualización con acciones concretas. Una vez que comience a utilizar la visualización con regularidad y de acuerdo con un plan, encontrarás que es una de las herramientas más útiles que has usado para aprovechar el poder de tu imaginación. La visualización afecta a cada parte del proceso de establecimiento de metas.
  • La visualización centra tu atención en tus metas. Solo logras una meta cuando sabes exactamente qué es lo que quieres. La visualización aporta a una meta un enfoque nítido, por lo que solo tomas acciones que te mueven en la dirección correcta.
  • La visualización aumenta el deseo. Cuando, a través de la visualización, experimentas cómo se siente estar en posesión de tus metas, el deseo crece a pasos agigantados. Sin deseo no hay vida ni emoción en tus metas. El deseo entusiasta sostiene la motivación durante todo el proceso de establecer y alcanzar metas.
  • La visualización intensifica creencias y compromisos. El dicho “Ver para creer” tiene más que un punto de verdad. Cuando te visualizas en posesión de una meta, crees en tu habilidad para lograrlo. Sabes cómo se ve, cómo se siente y qué debes ganar en cuanto al conocimiento y la habilidad para poseerlo.
  • La visualización agudiza la concentración. Debido a que la visualización te muestra el camino exacto a tu destino, no te distraes por las circunstancias externas ni por el impulso de otros a abandonar el camino que ha seleccionado.
  • La visualización alivia el estrés. La ansiedad y el estrés se arrastran cuando la duda, la incertidumbre y el miedo están asociados con el futuro. La visualización previene y alivia el estrés sobre el futuro.
  • La visualización alimenta la motivación. La visualización genera un interés intenso y un sentido de urgencia que te mantiene motivado. La dilación, la inercia y la indecisión desaparecen. Tienes energía y estás ansioso por seguir avanzando hacia el logro de tus metas.”Toma el control de tu vida. Puedes hacer lo que quieras”, dijo el filósofo griego Platón. Estas palabras siguen siendo ciertas hoy en día. Puedes hacer con tu vida lo que quieras cuando aproveches al máximo cada minuto. Asume la responsabilidad de tu productividad al administrar tu tiempo de manera más efectiva. ¡Te sorprenderás de los resultados!