¿Te encuentras escribiendo correos electrónicos similares regularmente? Puedes responder a las mismas preguntas con frecuencia o enviar los mismos recordatorios, avisos u otra información periódicamente. De ser así, crea y guarda una copia estándar para estos mensajes. En lugar de gastar tiempo y energía para crear el mismo mensaje una y otra vez, simplemente presiona unos pocos botones y ¡termina!