Con los estilos de vida ocupados de hoy en día, es importante que las familias programen tiempo de calidad entre sí, incluso si solo es una hora cada día. El tiempo de calidad es el tiempo dedicado a realizar una actividad que sea significativa para toda la familia. Es un momento en que los miembros de la familia realmente se conocen y comparten sus pensamientos y sentimientos.

Estas son algunas maneras con las que te puedes enfocar más en tu familia:

  • Pasad tiempo hablando entre vosotros. Hablad sobre los eventos del día y escucharos verdaderamente los unos a los otros.
  • Desarrollad la autoestima de cada uno. Ofreced palabras de aliento, apoyo y amor entre vosotros todos los días.
  • Haced ejercicio juntos. Vete a dar un paseo familiar después de la cena, anda en bicicleta los Sábados por la mañana o vete a nadar una tarde a la semana.
  • Programa una noche de juegos familiares. Haced turnos para que los miembros de la familia elijan el juego que se jugará.
  • Intentad hacer al menos una comida al día juntos como familia.
  • Si un miembro de la familia practica deporte o está involucrado en otra actividad, apóyalo asistiendo a juegos y representaciones en familia. ¡Asegúrate de animarlos!