Lo que elijas decir y hacer cambiará tu vida. Es más, se convertirá en tu vida, que te afectará a ti y a todos los que te rodean. Eso se debe a que posees una de las fuerzas más poderosas del mundo: el poder de elección.

Tomar decisiones traerá consecuencias, ya sean buenas o malas. Esto puede parecer un poco obvio, pero ¿Por qué la gente no puede comprender esta realidad? Ganar una beca académica, alcanzar una meta en ventas y hacer una inversión inteligente podrían denominarse “premios”, “beneficios” o incluso “suerte”, pero en realidad son simplemente las consecuencias de tomar las decisiones correctas en el momento adecuado de tu vida.

Este principio ha sido llamado como “siembra y recoge”. Lo que sea que cultives, ya sea físico, espiritual, mental, financiero, relacional o emocional, crecerá y algún día volverá a ti de forma multiplicada. Puede ser increíblemente bueno o terriblemente malo, dependiendo de la semilla.

Elecciones menores, mayor impacto.

Si dudas en ejercer tu libertad de elección, otros elegirán por ti y te dirán qué hacer, dirigiéndote hacia sus metas, no a las tuyas. Usa tu libertad de elección para diseñar una autoimagen más fuerte y más positiva para ti. Si tienes miedo, elige el coraje. Si eres tímido, elige amar a la gente. Si con frecuencia pospones, elige actuar ahora. Si siempre has esperado que otros te guíen, elige actuar por tu propia iniciativa ahora.

Decir “sí” a una cosa significa decir “no” a otra. ¡Cómo de inteligente uses el poder de elección depende de ti!