La depresión es un trastorno del estado de ánimo que ataca la mente y el cuerpo al mismo tiempo, dejando a una persona fuera de control de su vida.

La depresión puede estar asociada con un desequilibrio químico en el cerebro o puede estar relacionada con experiencias negativas de vida que incluyen estrés o pérdida, medicamentos, otras enfermedades médicas y ciertos rasgos de personalidad y factores genéticos. Cualquiera que sea la causa, la depresión es real. Los síntomas de la depresión incluyen:

  • Estado anímico persistente de tristeza, ansiedad o vacío.
  • Sentimientos de desesperanza o pesimismo.
  • Sentimientos de culpa, inutilidad o impotencia.
  • Pérdida de interés o placer en actividades ordinarias.
  • Disminución de la energía, sensación de fatiga.
  • Dificultad para concentrarse o tomar decisiones.
  • Inquietud o irritabilidad
  • Incapacidad para dormir o dormir demasiado.
  • Cambios en el peso y en el apetito.
  • Dolores y molestias inexplicables.
  • Pensamientos de muerte o suicidio.

Para ayudar a un amigo o familiar que está deprimido:

  • Ofrece apoyo emocional y aliento.
  • Habla con tu amigo o familiar y escucha.
  • Nunca infravalores los sentimientos que expresa tu amigo o familiar.
  • Nunca ignores los comentarios sobre el suicidio.
  • Invita a su amigo o familiar a salir a pasear, salir y otras actividades.

Si estás deprimido, ten en cuenta estos consejos:

  • Participa en actividades livianas. Vete a ver a una película, un juego de pelota u otro evento o actividad que alguna vez hayas disfrutado. Participar en actividades religiosas, sociales u otras.
  • Establece metas realistas para ti mismo. Divide las tareas grandes en pequeñas, establece algunas prioridades y haz lo que puedas como puedas.
  • Trata de pasar tiempo con otras personas y confía en un amigo o familiar de confianza. No te aísles.
  • Espera que su estado de ánimo mejore gradualmente, no de inmediato. Se paciente.
  • Pospón decisiones importantes, como casarte o divorciarte o cambiar de trabajo, hasta que te sientas mejor.
  • Recuerda que el pensamiento positivo reemplazará los pensamientos negativos cuando tu depresión responda al tratamiento.