Un documento escrito a mano para tu familia (también llamado un comunicado legado) puede significar mucho para los que has dejado atrás.

Este documento es diferente de un testamento que dice a quién le dejas tu dinero y propiedades. No es una carta legal sino personal, que dice a tus hijos y herederos acerca de tus valores, creencias y experiencias de la vida.

Se puede curar las heridas del pasado, animar a la gente, contarles sobre su herencia, y recordarles tu amor.

El mejor momento para escribir uno es ahora, antes de que sea demasiado tarde.

¿Qué les vas a dejar?