El éxito en cualquier esfuerzo depende de la profundidad del deseo y la voluntad de pagar el precio. Recientemente en un seminario de capacitación lo que realmente se vio fue… CORAJE! El coraje es: “La capacidad de enfrentar el peligro sin ceder al miedo; tener el coraje de las convicciones propias; y estar dispuesto a poner tus opiniones en práctica”.

Hacer algo en la vida requiere valentía. Mira la multitud de elecciones que tenemos sólo en el área de nuestra salud. Ir a un gimnasio, hacer ejercicio en casa o no hacer ejercicio. Ir a un médico, quiropráctico o neurópata cuando estamos enfermos. Comer alimentos sanos y saludables, comer alimentos grasos no deseados o elegir no comer en absoluto. Convertirse en un comedor de carne, vegetariano o vegano. Cuidar los cuerpos que nos dieron, ignorarlos o abusar de ellos. Esta lista podría seguir y seguir. Elegir, elegir y elegir.

Imagina querer transformarte en un “nuevo” tú y no saber a dónde ir porque hay tantas opiniones disponibles. El coraje consiste en dejar ir el miedo, dar la bienvenida a la dirección y seguir tu fuerza interior.

Tener el coraje para contraatacar puede ser tu primer paso hacia un nuevo yo. Empieza poco a poco. Haz algo todos los días para alcanzar tus metas. Ten el coraje de continuar. Literalmente se necesita agallas para deshacerte de los tuyos.