Los líderes efectivos hacen que un grupo diverso de personas forman un equipo que funcionen sin problemas. El trabajo en equipo enfatiza la mejora de las relaciones interpersonales; hace uso de la participación de los miembros del equipo en la planificación y en la realización de acciones en una asociación para el éxito.

Para ayudar a las personas a trabajar como un equipo ganador, los líderes efectivos son como los capitanes que van a por las jugadas, mientras que cada miembro del equipo cumple un rol asignado. Si la única dirección del capitán es instar a los jugadores a anotar en esta jugada, los esfuerzos no están coordinados. Es probable que los jugadores confundidos decidan ejecutar diferentes jugadas, y el equipo nunca anote. Pero cuando cada uno cumple un rol asignado específico, la organización funciona como un equipo y se alcanza la meta.

Los líderes efectivos ayudan a cada jugador del equipo a recibir la asignación adecuada, se aseguran de que el miembro del equipo sepa cómo ejecutar la tarea y se comprometan a producir resultados medibles y apropiados.