Millones de personas padecen alergias. Mantener esas alergias fuera de tu hogar es una tarea importante. Aquí tienes varias maneras de evitar que las alergias se infiltren en tu hogar:

Elige plantas de casa que tengan un recuento bajo de polen: rosas miniatura, begonias, lirios de paz y hiedras suecas.

No permitas fumar en tu casa. Limita el uso de olores fuertes o perfumes en espray, ambientadores y polvos de talco.

Si tienes alfombras pequeñas, usa las que sean lavables y lávalas a menudo.

Envuelve los colchones, somieres y almohadas en plástico hermético o en fundas especiales de tela a prueba de alérgenos.

Lava la ropa de cama semanalmente en agua caliente y sécala en una secadora de aire caliente.

Aspira tu casa semanalmente. Usa una aspiradora que tenga un filtro HEPA (para partículas en suspensión de alta eficiencia) para evitar que el polvo reingrese al aire.

Mantén a las mascotas fuera del dormitorio u otras habitaciones donde los miembros de la familia que tienen alergias pasan tiempo.

Mantén tu hogar limpio y seco para evitar las cucarachas, que pueden provocar alergias y asma en algunas personas.

Considera usar filtros de aire en el hogar que recirculan y limpian el aire. Selecciona filtros HEPA para tu sistema de aire acondicionado. Reemplaza los filtros regularmente.