Mantente despierto por el camino

Conducir hacia el trabajo mientras estás somnoliento es peligroso. De hecho, la somnolencia disminuye el tiempo de reacción, disminuye la conciencia y perjudica el juicio de los conductores. Conducir requiere que estés alerta. Aquí tienes varios datos que pueden sorprenderte:

  • Beber una taza de café o una lata de refresco de Cola sólo te hace sentir más despierto por un corto periodo de tiempo. No son un sustituto real del sueño.
  • La falta de sueño a veces puede llevar a “micro-sueños” de cuatro a cinco segundos. A 88km/h, puedes recorrer 100 metros en esos segundos, suficiente tiempo para tener un accidente.
  • Un adulto necesita de media entre siete y ocho horas de sueño por la noche. Los adolescentes necesitan aún más.

Estas son algunas formas de asegurarse de conducir con seguridad en la carretera, ya sea por trabajo o por placer:

  • Descansa lo suficiente la noche antes de comenzar un largo viaje. Conduce durante tus horas normales de vigilia.
  • Evita conducir durante tus horas bajas, que son generalmente a media tarde o entre medianoche y 6 a.m.
  • Pida que al menos un pasajero permanezca despierto para asegurarse de que no te duermas.

Las señales de advertencia de que puedes estar demasiado somnoliento como para conducir incluyen:

  • Que tus ojos se cierren o se desenfoquen.
  • Que tengas problemas para mantener tu cabeza erguida.
  • Que no puedas dejar de bostezar.
  • Que tengas pensamientos errantes, desconectados.
  • Que no recuerdes haber conducido los últimos kilómetros.
  • Que te desplaces entre carriles, conducir demasiado pegado al conductor de delante, o perder de vista las señales de tráfico.
  • Que te quedes dormido y evites de casualidad chocarte.