Establecer nuevos hábitos lleva tiempo. Aquí tienes algunos consejos para hacer que los buenos hábitos se mantengan:

  • Haz una lista de los malos hábitos y los buenos hábitos que deseas comenzar.
  • Anota las señales que te activan para reemplazar un mal hábito (como la ira) por uno bueno (como la paciencia).
  • Agrega a tu lista más veces y lugares donde puedes practicar tus nuevos hábitos a medida que los piensas.
  • Publica recordatorios en tu agenda para realizar tus nuevos hábitos y verifica tu progreso cuando los alcances.
  • Informa a otras personas sobre tu propósito para cambiar tus malos hábitos y solicítales que te respalden.
  • ¡Celebra tu éxito al mantenerte firme en tus nuevos hábitos!