Cuando se planifica un proyecto en el hogar, una consideración a tener en cuenta es si aumentará el valor de su casa cuando llegue el momento de vender. Aquí tienes algunos ejemplos de buenas elecciones:

  • Tener un buen servicio de mantenimiento: El horno, la caldera, el aire acondicionado y el calentador de agua necesitan servicio de  mantenimiento anual. Alargará en gran medida la vida útil de tus electrodomésticos.
  • Limpia y adecenta tu fachada. Incluso la madera tratada a presión puede desteñirse en menos de un año.
  • Instala un termostato programable. Son fáciles de instalar y pueden ahorrar hasta un 30% en tu factura de energía.
  • Sella tu ducha o bañera. Evita el daño del moho y la pared cortando el sellado viejo.
  • Instala ventiladores de techo. Los ventiladores de techo pueden reducir los costes de energía tanto en invierno como en verano.