El cambio… las personas lo abrazan y lo resisten al mismo tiempo. Quieren avanzar. Quieren quedarse quietos. Algunos cambios inician, otros están obligados a ellos. Cuando las personas no cambian, se estancan. Cuando se trata de un cambio, dale la bienvenida. Busca las nuevas oportunidades disponibles para ti. Abandona la pelea. Y, deja que los cambios sucedan… con facilidad.