Cuanto más sepas, mayor será la ventaja que tendrás al idear estrategias de ventas sólidas para llegar a clientes potenciales. Expande tu conocimiento en las siguientes áreas:

  • Tu empresa: conoce la historia de tu organización y sus metas, visión y logros notables. Mantén un registro de tus clientes importantes.
  • Tus productos y servicios: revisa toda la línea de productos y la gama de servicios de tu empresa en detalle.
  • Tus clientes: ten en cuenta los deseos, las necesidades, los problemas y las inquietudes de tus clientes animándolos a hablar de sí mismos.
  • Tu mercado: investiga tu mercado y tu nicho de mercado a fondo para saber quién, qué, cuándo y por qué detrás de las decisiones de compra de los clientes.
  • Tus competidores: estudia sus fortalezas y debilidades mediante la lectura de publicaciones y sitios web de la industria.